Enseñar a los niños buenos hábitos de higiene bucal a una edad temprana puede traducirse en una sonrisa santa toda la vida, pero ¿sabías que el hecho de que los bebés no tengan dientes visibles no significa que no puedan tener caries?

Los 20 dientes de leche, la dentición temporaria de un bebé ya están presentes en las mandíbulas al nacer. Cronología de erupción de dientes primarios y esos dientes de leche que empiezan a salir por las encías en torno a los 6 meses,
ayudan a preparar el terreno para las futuras sonrisas preservando el espacio en la mandíbula para los dientes adultos.




Los dientes de leche importan

Cuando un diente de bebé se pierde demasiado pronto, los dientes permanentes se pueden mover hacia el espacio vacío y dificultar que otros dientes adultos tengan lugar cuando salgan. Esto puede hacer que los dientes se tuerzan o se
amontonen, por eso es importante que los bebés empiecen con un buen cuidado bucal que ayude a proteger sus dientes en las décadas siguientes.

La American Dental Association recomienda que los padres lleven a sus hijos al dentista como muy tarde al cumplir un año y, posteriormente, con la frecuencia que recomiende el Odontólogo.

Los dientes del bebé corren el riesgo de tener caries desde el momento en que aparecen, que normalmente es en torno a los 6 meses de edad. La caries dental en los bebés y niños pequeños se denominan caries de biberón, suele ocurrir
con más frecuencia en los dientes superiores delanteros, pero otros dientes podrían verse afectados también.

En algunos casos, los bebés y los niños pequeños presentan caries tan graves que no es posible reparar los dientes y hay que extraerlos.

La buena noticia es que ¡la caries se puede prevenir!






La limpieza de dientes de tu hijo 

1. Empieza a limpiar la boca del bebé durante los primeros días después del nacimiento; limpia las encías con una gasa o una toallita limpia y húmeda. Tan pronto como aparezcan los dientes, puede aparecer la caries.

2. A los niños menores de 3 años, las personas encargadas de su cuidado deben comenzar a cepillarles los dientes tan pronto como empiecen a salir. Cepilla los dientes cuidadosamente dos veces al día (por la mañana y por la noche).
Utiliza los auxiliares de higiene bucal.

3. Supervisa a los niños cuando se laven los dientes para asegurarse de que utilizan la cantidad adecuada de pasta de dientes. Mantén el control de placa con uso del cepillo dental.

4. A los niños de 3 a 6 años, las personas encargadas de su cuidado deben darles una cantidad de pasta de dientes fluorada, no mayor del tamaño de una lenteja. Hasta que esté seguro de que su hijo puede cepillarse solo, continúa cepillándole
los dientes dos veces al día con un cepillo infantil y una pequeña cantidad de pasta dentífrica fluorada.

5. Cuando el niño tenga dos dientes que entren en contacto, debe empezar a utilizar hilo dental a diario.

Abrir chat
Powered by